De Semántica

Julio 19, 2010

Leía hoy la noticia que Google ha comprado MetaWeb, la compañía que ha desarrollado Freebase, una base de información que contiene y relaciona datos de personas, lugares y cosas de forma estructurada con el fin de proveer un punto de acceso a esta información de manera efectiva.

Es una gran noticia, en lo personal Google me parece una empresa que pone mucho énfasis en apoyar y empujar el desarrollo de nuevas tecnologías, basta con ver la apertura de su sistema operativo para móviles y el desarrollo constante de APIs para sus servicios, y su interés en Freebase demuestra que buscan trabajar y desarrollar nuevas aplicaciones en el área de la web semántica.

¿Qué se puede esperar de Google+Freebase? Es imposible decirlo, pero al menos a mí me gustaría que sirviera como habilitadora en el desarrollo de servicios centrados en información con semántica (significado), con la posibilidad de intercambiar conocimiento e interactuar entre distintos servicios, de Google y no de Google.

Habilitadora en el sentido que provee de herramientas para que la comunidad desarrolle las aplicaciones. Sin embargo, no estoy de acuerdo en muchos comentarios que leí en Twitter y algunos blogs que vaticinan expectantes nuevos servicios creados por los mismos de Google, como si estuviera sólo en las manos de esta compañía añadirle semántica a la información del internet.

Las herramientas, lenguajes y estándares para la Web Semántica ya están disponibles, “sólo” falta ponerlos en práctica para demostrar los beneficios de ofrecer la información de nuestros sitios y aplicaciones Web utilizando estas herramientas. Algunos ejemplos interesantes son: la apuesta de la BBC para el mundial de Sudáfrica 2010, utilizando una ontología para estructurar su información y generar estadísticas interesantes; la página de Newsweek que ya incluye en su código anotaciones RDFa para describir autores, citas, fuentes, etc.; y de los más interesantes, Facebook con su protocolo OpenGraph, que también utiliza anotaciones RDFa para describir y agregar meta-información a cualquier página Web para que ésta tenga la misma funcionalidad de una página de Facebook.

Como generalmente pasa con nuevos paradigmas, se necesita un proceso de adaptación, guerras de lenguajes y estándares y demostración de beneficios comerciales para las empresas. Sin embargo, lo importante a repetir aquí es que ya existen las herramientas para (entre otras cosas) estructurar nuestras bases de conocimiento[1], agregar desde ya información semántica a nuestros sitios Web[2], y describir cada porción de contenido con anotaciones[3 y 4], que muy probablemente resultará en mejores resultados en buscadores (aló SEOs), más significado a nuestro contenido, y mucha más interacción entre servicios y aplicaciones que van más allá de simples ‘mashups’ de contenido.

La verdad, esto suena bien, y seguramente será muy interesante!

De la Privacidad en Internet

Febrero 12, 2010

Recientemente, la privacidad de la información en Internet ha llamado mucho la atención, cuestionando el manejo de los datos de ciertos sitios y las herramientas que tienen las personas para proteger la información que no desean que sea pública. En general, este interés es causado por los cambios en las políticas de páginas Web donde el usuario mantiene información personal, o en el lanzamiento de nuevos productos y sitios con políticas de privacidad muy cuestionables.

A modo de ejemplo, podemos hablar de los cambios en las políticas de privacidad de Facebook, haciendo público cierto contenido personal de sus usuarios, permitiendo que ciertos datos (status, fotos, etc.) puedan ser vistos por cualquier persona, sin necesidad de tener una cuenta registrada en dicha red social. A esto se le debe agregar que su fundador, Mark Zuckerberg, afirmó en una entrevista que “la era de la privacidad online está muerta“, comentario un poco fuerte para alguien que tiene en su haber (relativamente hablando) información de millones de personas y empresas. Podemos también hablar de productos como Google Latitude y más recientemente Google Buzz, que permiten al usuario no solo compartir mensajes, sino geo-localizarlos y adjuntar fotos o videos, así como ver los mensajes de gente que esté cerca de mi ubicación actual. Por si fuera poco, han armado un Gran lío por publicar los contactos de cada usuario, agregando en primer lugar a los contactos con quienes se interactúa más, en un error (quiero pensar que fue un error) de hacer pública información privada del usuario, y de manera automática.

Aprovechando que este tema está dando mucho de qué hablar, quiero compartir ciertos puntos que leí hace algún tiempo en un artículo donde los autores hacían un balance entre la oferta de personalización vs la privacidad del usuario. En este artículo, hablaban de ciertas “Reglas de Oro” para ofrecer personalización al usuario, manteniendo su privacidad y, más importante, respetando las leyes de privacidad que puedan estar involucradas. Estas reglas están tomadas de varias leyes de privacidad aprobadas por la Unión Europea:

  1. Consentimiento del usuario o anonimidad: para cualquier información personal almacenada y publicada, se necesita la autorización y consentimiento previo del usuario, o su anonimidad en caso contrario. Este punto tiene como requisito algo bastante interesante: cada usuario que no fuera ser considerado como anónimo, debe ser correcta y sistemáticamente “identificable”, por medio de logs, origen, o algún otro medio aceptado.
  2. Retiro del consentimiento del procesamiento de la información: este punto trataba más sobre la personalización (al menos en el artículo), pero habría que ver su aplicación en otras áreas. De todas maneras, este punto dice que, en todo momento e incluso en la sesión actual, el usuario puede retirar su consentimiento previo para que el sistema utilice su información (de tráfico y ubicación geográfica) y evitar que exista una personalización respecto a estos datos.
  3. Cuáles, por qué y por cuánto tiempo? El usuario tiene el derecho de saber cuál dato será utilizado por el sitio, con qué propósito y por cuánto tiempo, y si la información será compartida a terceros, con previa autorización para hacerlo. En otras palabras, no es sólo de informar al usuario que se usará su información, sino que al informarle debe ser muy específico.
  4. Información personal sin agrupar: la información personal obtenida para un propósito específico, no puede ser agrupada para proveer otra personalización. Un claro ejemplo de esto es Google. Google tiene varios servicios con diferentes propósitos, este punto lo que dice es que no se debe poder agrupar esta información con otros nuevos fines.
  5. La información respecto al uso debe ser eliminada después de cada sesión: con excepciones, los datos respecto al uso de la información que no se haya aprobado, debe ser eliminado inmediatamente.
  6. Prohibición de la automatización de las decisiones del individuo: me permito citar el artículo pues me parece bastante importante: “No fully automated individual decisions are allowed that produce legal effects concerning the data subject or significantly affect him and which are based solely on automated processing of data intended to evaluate certain personal aspects relating to them, such as their performance at work, creditworthiness, reliability, conduct, etc.”. En pocas palabras, la automatización obviando el poder de decisión del usuario está prohibido.

Curiosamente, no creo que exista una sola aplicación que cumpla con todos estos requisitos. Peor aún, se podría decir que Google falla de alguna manera en todos ellos. La automatización en Google Buzz es sin lugar a dudas un fallo tremendo al punto 6. En mi opinión personal, todo esto tiene un gran “SE SUPONE QUE…”, pues no creo que se cumpla al pie de la letra.

En resumen, la idea (y lo ideal) sería que los servicios y aplicaciones pueden almacenar información privada de los usuarios con la previa autorización de éstos, con la premisa que dichos usuarios deben ser identificables. Además, los usuarios deben saber específicamente qué información se almacena y se utiliza y con qué fin. Finalmente, los servicios deben proveer al usuario las funcionalidades para modificar y borrar su propia información. Google, al que muchos llaman el gran enemigo en este sentido, lanzó recientemente su Dashboard, un portal donde se puede ver y administrar toda la información personal que tiene esta compañía de uno. Es al mismo tiempo interesante e impresionante (da un poco de miedo, la verdad) ver todo lo que saben de uno.

saludos!

Del estudio, el trabajo y la especialización

Junio 26, 2009

Un poco en la misma temática de este post, llevo mucho tiempo queriendo escribir acerca de universidades, carreras, experiencia laboral, las diferencias entre éstas, etc. Es un tema en el que creo que hay muchas diferencias de opinión, y hay ciertas cosas en las que me gustaría dar mi percepción personal. Empezaré diciendo que me atrevo a escribir sobre esto pues creo que, en mayor o menor medida, he experimentado en los últimos años el pertenecer a los lados interesados: he vivido lo que es ser estudiante, auxiliar de cátedra en Guatemala, trabajador en la empresa y profesor de práctica (y a veces teoría) aquí en España, y eso me ha permitido observar y compartir muchas opiniones en varios bandos y en variados ambientes.

Mi motivación principal se debe a que existe una opinión en la empresa privada de que las carreras y los títulos universitarios aportan muy poco en la formación del profesional, y que muchas de las enseñanzas que se le da al estudiante no le ayudan en su futuro. Esto en gran parte es cierto, la opinión que más se repite es: “para trabajar, a mi no me sirven de nada 4 cursos de física, o que sepa como derivar o hacer integrales”, ¡y es cierto! Hasta donde tengo entendido, en ninguna empresa te piden como requisito que seas un experto matemático (salvo las que se dedican a eso, claro está :P), o exigen ver tus calificaciones para saber si fuiste o no un buen estudiante.

Además, existe un sentimiento general entre los recién graduados de sentirse burlados cuando llegan a una empresa y observan cómo otras personas que probablemente nunca han entrado a un curso universitario, o que nunca terminaron su carrera, con un sueldo igual o mayor al suyo, creyendo haber desperdiciado 4 ó 5 (o más) años de su vida con la esperanza de estar forjándose un mejor futuro. Las empresas, por un lado, buscan eficiencia tanto económica como temporal - en el sentido de “tiempo” utilizado para realizar una tarea -, por lo que si una persona tiene la iniciativa y la capacidad de realizar una labor específica, no influye si tienen una carrera o no, sino la experiencia y la apertura a aprender y formarse al realizar su trabajo. De allí que muchos se pregunten: “¿De qué sirve entonces estudiar una carrera?”

Éstos son hechos que no se pueden refutar, sin embargo creo que es un tema de percepción, más que un engaño o sistema fallido. Una cosa está clara, una empresa no va a aceptar a un candidato sólo por tener un título, sino por lo que sabe hacer. Al día a día nos encontramos con personas con títulos universitarios que no saben hacer prácticamente nada, y con personas que por razones varias no estudiaron y son más capaces que cualquier otro. ¿De quién es la “culpa” entonces?

Personalmente creo que existe “culpa” - por llamarlo de una manera - en la manera que manejan el concepto de carrera de parte de 2 bandos: el estudiante y los docentes, éstos últimos los que más. El estudiante por su parte percibe la carrera como el paso lógico a seguir, siguiendo un plan o buscando una ruta para asegurarse su futuro. Sin embargo, busca terminarla tan pronto sea posible, viendo como obstáculos los distintos cursos propuestos y siguiendo la fórmula establecida por estudiantes de años anteriores para aprobarlos lo más rápido posible, como si fuera una competición. En mi opinión, el estudiante debe aprovechar los años universitarios como sus años de formación en todo el sentido de la palabra: absorber todo lo que se enseña, de tener curiosidad por el funcionamiento de las cosas, de cuestionarse, de darle sentido a muchas incógnitas, de experimentar, de aprender, de abrirse la mente a otras percepciones, a otras opiniones, de quitarse el miedo a lo desconocido y formarse la capacidad de comprender, conocer, buscar y crear. Decía un profesor mío que lo que él buscaba era que sus estudiantes aprendieran a aprender - algo sumamente útil en la empresa - además de extender ese concepto a saber aprehender lo que puedan enseñar los profesores.

Sin embargo, en mi opinión esta falta de curiosidad y de interés de parte de los estudiantes es en gran parte culpa de los encargados en fomentarla. Ya sean los profesores de teoría o de práctica, asistentes o auxiliares de cátedra, o los encargados del material didáctico, todos deben buscar la manera de llamar la atención y el interés de quien les escucha. Se dice que para dar clases hay que tener ese don, lo cual estoy completamente de acuerdo, pues por experiencia me he topado con “docentes” que lo toman como un trabajo aburrido: preparar el curso - que por cierto es el mismo todos los años, con algunos pequeños cambios -, llegar al aula, decir lo que haya que decir, responder preguntas, preparar ejercicios, revisar, exámenes y listo. Sin importar de qué tema están hablando, todo es rutinario y monótono.

Lo peor del caso es que ocurre en todas partes y en todas las carreras. Profesores de periodismo que hablan lo mismo de hace 20 años, quedando completamente obsoletos hacia los nuevos medios de comunicación. Que yo tampoco estoy en contra de estudiar/enseñar lo que ha sucedido anteriormente - en este ejemplo, estudiar la historia del periodismo - pero como base para demostrar el proceso que ha llevado a los métodos y datos actuales. Profesores de informática que no despiertan la curiosidad de los estudiantes con nuevas tecnologías o paradigmas de computación, y se limitan a contar la misma historia que - en este caso - se puede aprender en Internet. Debo aclarar que no es algo generalizado, personalmente he tenido la oportunidad de tener muy buenos profesores que de distintas formas te abrían los ojos y te despertaban la curiosidad, y eso es algo que no he olvidado y que, de hecho, he utilizado diariamente en  el trabajo.

Como en todo, debe haber un balance de las cosas. Tenemos por el otro lado ejemplos de docencia y cursos en el que se muestran sólamente conceptos modernos, llenando al estudiante de cosas que puede entender en superficie, olvidándose que existe una base para todo esto - y por lo tanto, sin fomentar la curiosidad del por qué las cosas funcionan como funcionan. Hablo de lo que sé, y me he topado con cursos a estudiantes donde les enseñan de pies a cabeza un lenguaje de programación, lo venden como una especialización de una aplicación, pero sin comprender paradigmas, sin no tener al menos una idea de cómo funciona un compilador, un interpretador, el sistema operativo y las máquinas que utilizarán el código, el resultado puede ser una pseudo-solución probablemente no óptima o inadecuada, que “en la vida real” trae consecuencias. Entre tanta especialización, hay una falta de conocimiento general, y en áreas como las tecnologías de la información se necesita saber un poquito de todo, aunque sea para comprender las entrañas de lo que se está haciendo.

He dejado muchas cosas sobre el tintero, creo que es un tema que tiene mucha tela que cortar pero no puedo seguir haciendo más largo este post. Personalmente creo que se puede seguir hablando y contrastando la relación empresa/universidad, estudiante/docente, estudio/experiencia, a lo mejor lo divido así y lo escribo después :). Cierro este post haciendo una aclaración que quizás esté de más, pero aún así válida: todo lo aquí dicho no busca ser una generalización, personalmente conozco y he convivido con personas que son la antítesis de lo aquí escrito, y afortunadamente existe mucha gente con esa hambre de saber, aprender, experimentar, trabajar, y con la curiosidad justa o exagerada para crear muchas nuevas cosas.

Saludos a todos y gracias por leer :)

“Guatemaltecos, estamos a tiempo”

Mayo 13, 2009

Contexto

Para los que no saben la historia (y los que sí), el domingo fue asesinado el licenciado Rodrigo Rosenberg, abogado del empresario Khalil Musa y su hija, quienes fueron cobardemente asesinados en este clima insoportable de violencia que vive mi querido país Guatemala.

El caso de Rosenberg es especial, pues ha dejado un mensaje grabado en el caso de que lo asesinaran, contando las amenazas que recibió, y dejando ese testimonio deja ver el estado tan lamentable que vive el país, hundido en la peor ola de violencia que haya vivido en los últimos años.

El testimonio es el siguiente:

Y su testimonio escrito se puede encontrar en El Periódico, así como en otros muchos medios.

El testimonio de este abogado ha rondado por internet y por todos los medios (menos los manipulados/comprados de la televisión nacional), y ha sido objeto de varias opiniones. El gobierno (obviamente) lo tilda de conspiratorio y de programa de desestabilización, enfoque en el que yo estoy completamente en desacuerdo pero a eso voy más adelante.

Sin embargo, me permito transcribir ciertas frases dichas por Rosenberg en su video, que no solo las considero verdaderas, sino que están dirigidas a NOSOTROS, los Guatemaltecos, los que queremos ver a nuestro país en paz. Creo que transmitiendo estos mensajes podemos llegar a mucha gente, y hacer llegar ese mensaje a la mayoría de personas.

El mensaje

El abogado Rosenberg explica en su video el caso del empresario Musa y su hija, y cómo ellos y él mismo recibieron sus amenazas, pero las partes que considero dirigidas a nosotros son las siguientes (pongo las frases):

– la historia al final es una historia como la que hemos vivido demasiado en Guatemala (…) y los guatemaltecos seguimos sin hacer nada porque ‘ya no hay que hacer’, porque ‘no podemos hacer nada’, porque ‘yo que puedo hacer?’, pues, tenemos que hacer algo (…) y la única forma de hacer algo es finalmente decir lo que todos sabemos.

– …esto no tiene nada de hipótesis, esto es una realidad, no porque tenga complejo de héroe, no porque tenga ningún deseo de morirme, tengo 4 divinos hijos, el mejor hermano que la vida me pudo haber dado, y vivo en Guatemala y he trabajado toda mi vida aquí, no tenía ningún deseo de morir por nada, pero ya llegó el momento que los guatemaltecos no podemos seguir igual, llega el momento donde hay que pararse ante un ladrón, asesino y cobarde como es el actual presidente que tenemos, con todos sus compinches (…) en medio de la peor ola de violencia sin que ninguno de los guatemaltecos que estamos acosados por esa violencia hagamos nada, todo el mundo espera que alguien más haga, señores, ya llegó el momento.

– Porque mis hijos no van a ser mejores por esto, pero saben, yo espero que Guatemala sí, yo espero que mi muerte sirva para empezar un nuevo camino, para que la gente se rebele

– No se busca venganza, porque venganza nos convierte como ellos, es justicia

– Todos los guatemaltecos que somos correctos, que somos muchos más que ellos, sabemos el atajo (sic) de ladrones que son todos ellos y nos quedamos callados, ahora son ladrones y asesinos, y nos seguimos quedando callados, ahora son ladrones, asesinos y narcotraficantes, y seguimos en la misma situación! cómo voy a poder llegar el dia con mis hijos cuando maten a uno de mis hijos y decirle ‘pues yo no puedo hacer nada’‘.

– la pregunta es, ¿Qué vamos a hacer nosotros, guatemaltecos? ¿Yo que seré? voy a convertirme en otra estadística…

– (…)para que metamos a la carcel a todos estos desgraciados con la única intención de que el proximo que venga sepa que NO NOS PUEDE ROBAR; no nos puede matar.

– Nos van a poder matar a cuantos? a 10, a 20 de nosotros? pero va a haber un momento en el que les va a tocar a ellos, no que los matemos, porque eso ademas de que sería facil, seria lo mejor que les podria pasar a ellos, tienen que estar presos.

– es nuestro pais, nos pertenece a nosotros, no a los ladrones, a los asesinos y a los narcos, guatemala NO ES DE ELLOS, no se lo sigamos entregando.

– guatemaltecos, estamos a tiempo… por favor, estamos a tiempo. –

Señores, no dejemos que esto pase en vano, no dejemos que se apoderen de nuestra Guatemala!! A diario me topo con opiniones disque-realistas de gente que me dice que no podemos hacer mucho. ¿Qué es eso? Cada uno puede aportar con su granito de arena, y por favor, no menospreciemos su poder! Al final de cuentas, una avalancha está formada por pequeños granos individuales. Todos los días se escuchan opiniones estilo “yo espero que las cosas cambien”, “algo se debe hacer”, pero no hacemos nada! Con este video y toda su repercusión todavia tenemos los huevos de decir que una persona no puede hacer nada?

Cada uno tiene la decisión de aportar a su manera, si no podemos participar en las manifestaciones, ¡ayudemos a difundirlas entonces! no las despreciemos, no las minimicemos, ayudemos y principalmente apoyemos a toda esa gente valiente que se viste de negro y sale a la calle a hacer una manifestación pacífica, y si tenemos la oportunidad y la libertad, aprovechémosla y tomémola!

Demostrémole al presidente que el video no es un complot para desestabilizar a su gobierno. Señor Álvaro Colom, su gobierno YA NO ES ESTABLE, y si realmente existe algún tipo de conspiración, ‘agarrate papá’ porque todo el pueblo de Guatemala está detrás, porque estamos hartos de su pasividad, de que se permita tanta corrupción a todos los niveles del país y de ese pseudo-gobierno que usted supuestamente maneja pero que ya es un sistema fallido. El mayor conspirador en contra de su gobierno es usted mismo y sus acciones (o la falta de ellas). Porque estamos cansados, porque estoy seguro que la mamá de aquel niño de meses que iba en la camioneta no tenía nada personal en contra suyo, pero indirectamente usted ha aportado en el asesinato de ese ángelito inocente, por omisión, por pasivo, por inútil.

Guatemaltecos, no dejemos que la muerte de Rosenberg quede en el olvido, él no tenía intenciones de ser héroe pero al menos a mis ojos lo es, porque ha despertado sentimientos, porque como pueblo que somos debemos levantarnos, debemos dejarle saber a todos los políticos y corruptos que ya no aguantamos más.

Y no nos dejemos, la revolución de 1944 es una demostración de un pueblo de Guatemala que no se dejó ante algo en el que no estaba de acuerdo. Y las manifestaciones y levantamientos se hacían con un número menor de personas. Ahora digo yo, y en esa época la difusión del mensaje era por radio y boca a boca, ahora con tantos medios podemos llegar a más, ¿Por qué nos comunicamos menos? Cada quien aporta su granito, estoy seguro que más de alguno pensará o dirá que yo no tengo el derecho o la potestad de hablar sino estoy viviendo en Guatemala, pero pienso que aporto mi granito, y difundiendo esto hasta donde llegue mi alcance lo haré, y apoyaré y transmitiré todo lo que sea necesario.

Como parte de la difusión, hoy miércoles 13 de mayo hay una manifestación pacífica a las 12:00 frente al Palacio Nacional de la Cultura. Hoy es un día de esos que me encantaría estar en Guatemala, porque definitivamente estaría allí. Ya no tengamos miedo, salgamos pacíficamente a las calles y demostrémole al presidente y a su gobierno que su inestabilidad e ingobernabilidad no es por unos cuantos opositores, es por su propia incapacidad y porque los guatemaltecos ya estamos hartos.

Si alguien quiere ayudar, háganlo a su manera, status de MSN, facebook, hi5, grupos, vestir de negro, colgar carteles en los carros, en las casas, en los trabajos, difundir el mensaje a todos, informarnos, esclarecer, tomémonos en serio la situación, porque es nuestro futuro, nuestro país, nuestra Guatemala. Tomo las palabras de Rosenberg y las repito:

“Guatemaltecos, estamos a tiempo… por favor, estamos a tiempo”

Dejo unos enlaces de interés para seguirnos informando y que podamos apoyar:

Un abrazo, guatemaltecos!!

La Web Ubicua

Junio 3, 2008

Mucho se habla y se ha hablado en los últimos años acerca de la “Web 2.0″, de blogs, comunidades y start-ups que han venido a revolucionar no solo el Internet sino nuestros hábitos personales y comerciales. Sin embargo, dicho término no nace por una segunda versión o generación del Internet, sino que nace como un término confuso que unos utilizan para definir interactividad del usuario, contenido generado por el usuario, utilización de tecnologías ajax, y especialmente como un término para marketing. Esto ha creado todo un ejercito online que se dedica a generar y desarrollar ideas - que en mi opinión es la parte buena - o que “generan” (o copian) contenido de manera excesiva con el único fin de posicionarse “alto” - que para mí es la parte mala, la del marketing - para luego sacarle un provecho económico. Esto ha llevado a que muchos se pregunten qué hay más allá de la Web 2.0, y obviamente obtienen una respuesta sencilla y trivial: Web 3.0.

Esto personalmente es algo que a mí me molesta, porque es una manera de adelantarse a los hechos a veces por una tonta idea de querer ser los “primeros” que lo mencionan, cuando en ocasiones con comentarios así dejan ver que ni siquiera comprenden a lo que se le llamó 2.0. Obviamente escribo este post tratando de ser lo mas cauteloso posible para no caer en lo mismo, y por eso he titulado el post como “Web Ubicua”, el concepto detrás de la visión de red de Sir Tim Berners-Lee, inventor de la World Wide Web.

Para comprender mejor el concepto de Web Ubicua, es importante comprender a sus antecesores. La Web inicial contenía archivos HTML estáticos descargados por los usuarios para obtener información, en términos numéricos ésta vendría siendo la Web 1.0, aunque insisto en que no soy muy partidiario de dicha numeración. Con el tiempo apareció CGI que dió paso a lenguajes de programación que generan contenido dinámico, permitiendo aplicaciones Web mucho más ricas y útiles, dando paso a la Web dinámica. Este dinamismo es el verdadero culpable de la 2.0, un concepto de interactividad, más que una tecnología concreta. ¿Cuál es el siguiente paso, entonces? Según Berners-Lee, una Web ubicua donde exista una interacción que incluya el espacio y el contexto, una Web que “comprenda” y que esté “en todos lados” - de allí el término ubicua.-

¿Qué significa esto? No me atrevo a definirlo, sin embargo si puedo nombrar ciertos proyectos, tecnologías y estándares que pueden dar una idea:

1. Computación en todos lados: es curioso ver como la computación ha evolucionado desde mainframes utilizados solo por grandes corporaciones, a la revolución de computadoras personales llegando al usuario común, hasta dispositivos portátiles inteligentes, el más común los celulares (móviles). Tecnologías como J2ME o Google Android (para móviles) podrían permitir varios dispositivos inteligentes por persona, y si imaginamos que entre ellos se pueden comunicar y compartir funcionalidad, podemos imaginar todo un entorno de trabajo inteligente.
2. IPv6: este tecnología no está relacionada directamente con el desarrollo de la Web ubicua, sin embargo me resulta interesante que los planes de implementación de IPv6 son a corto plazo, y que ofrecerán miles de IPs por metro cuadrado en la Tierra. Se podría pensar en una cantidad por demás exagerada a las necesidades actuales, pero resulta curiosamente muy útil para el punto #1 :-) .
3. Semántica: muchos utilizan el término de Web Semántica para definir a la Web 3.0, pero en mi opinión la semántica es solo una herramienta que permitirá la ubicuidad. ¿Qué es la semántica? Pues podemos recordar que en nuestro idioma tenemos un vocabulario que nos provee del conjunto de palabras que podemos utilizar; la sintáctica nos define cómo unir los elementos del vocabulario en oraciones y conceptos; y la semántica nos permite entender o comprender las oraciones. ¿Qué busca la semántica en la Web? Pues ahora que tenemos estándares que nos permiten formar oraciones y que las máquinas se puedan comunicar (XML), se necesita desarrollar estándares que permitan a las máquinas comprender esos datos para poder relacionarlos y comprenderlos. En otras palabras, si una máquina comprende cierta información, se busca que a partir de ellos y de otros datos espaciales y/o temporales pueda inferir información adicional que sea realmente útil. Estos estándares existen en la actualidad aunque no son tan conocidos, pero el mismo Berners-Lee es parte del grupo investigador. Resource Description Framework o RDF permite modelar datos y definir meta-data que relaciona “objetos” (o conceptos); y Web Ontology Language o OWL que es un lenguaje que utiliza RDF para definir ontologías que permitan representar conceptos y sus relaciones en un dominio.
4. Aplicaciones en línea: y no hablo de las aplicaciones Web actuales, sino de aplicaciones mucho más potentes que son almacenadas y ejecutadas en línea, permitiendo que las aplicaciones que usamos a diario estén en Internet y no en nuestras terminales. Ya existen aplicaciones de este tipo en la actualidad, pero resultan interesantes algunas propuestas como el Google App Engine, que empiezan a ofrecer este tipo de servicio.

Con estos 3 términos las opciones, en mi opinión, son infinitas. Podemos imaginar un ejemplo sencillo, sin caer en la fantasía, en una aplicación para nuestro móvil que nos transmita información importante acerca de la calle donde nos encontramos, y que se comunique con nuestra tienda de preferencia para hacer un pedido que se relacione con ello. Es todo un cambio de paradigma donde pasamos de una red “tonta” con terminales inteligentes, a una red inteligente con terminales inteligentes que está consciente de nuestro entorno y trabaja para nosotros.

La Web Ubicua es un concepto que está aún en desarrollo, pero llama curiosamente la atención como se van complementando algunas tecnologías que nos permiten imaginar (o soñar?) lo que podemos esperar en un futuro no muy lejano. Sin embargo, igual me gustaría que todo esto que menciono sea solo una pequeña parte de lo que está por venir, y que aún falten muchísimas cosas por explorar y descubrir.

El día que marco un antes …. y un después. (III)

Mayo 19, 2008

Primera parte.

Segunda parte.

No había parado de llover, pero así como en los días en los que me sentía inmensamente feliz (o profundamente triste) me dispuse a caminar a casa aunque me mojase, esperando que el olor a lluvia y ese tono gris de la ciudad me ayudara a pensar claramente. No es el fin del mundo, pensé, y como buen metódico que soy, empecé a recordar cómo había caído en esta situación para ver si encontraba escondida alguna solución, ahora ayudándome con la pequeña luz de esperanza que hace unos minutos acababa de pasar frente a mí.

El día que le conocí empezó todo, ese día supe desde el primer instante que era el tipo de personas que sin quererlo o sin saberlo marcan un ‘algo’ en la vida de los que le rodean, siempre tan carismático, siempre tan sonriente, de esos que sobresalen del grupo en el que se encuentran. Hablando con él mi timidez al entablar conversación con un completo desconocido desaparecía, así como esa preocupación de buscar algún tema “políticamente correcto” para no pasar verguenzas, pues él siempre sabía de qué hablar. Noté, sin embargo, un aspecto sombrío y melancólico en su mirada, como quien esconde una historia que no quiere recordar pero que siempre está allí presente, acosándole durante el día y apareciéndo en sus sueños por la noche. Nos intercambiamos nuestros datos de contacto y quedamos en juntarnos algún día para conversar más tranquilamente sobre un tema de trabajo en el que podríamos ayudarnos mutuamente, aunque según él, era una simple excusa para unas cañas o una buena comida.

Dos Mundos

Abril 24, 2008

Hace aproximadamente 2 meses empecé una nueva aventura en mi vida que trae consigo nuevos retos y nuevas experiencias: empecé un doctorado en Informática. Esta nueva aventura significa a la vez un cambio en la dirección que llevaba en mi vida, pues es adentrarme en el mundo académico y dejar a un lado el mundo comercial y online al que estaba acostumbrado después de trabajar por casi un año en MobuzzTV. Y tomando en cuenta este corto tiempo que llevo de transición, quisiera dejar mis primeras impresiones sobre las diferencias y similitudes entre los dos mundos, ahora que por el momento no se me olvida lo aprendido en uno, y ya he aprendido otras en el segundo. Quisiera aclarar que lo que intento escribir aquí es totalmente una percepción personal, y que obviamente pueden haber diferentes opiniones, aunque al final de cuentas de eso se trata esto.

Haber trabajado en el desarrollo web de una empresa muy innovadora que necesita renovarse constantemente y mantenerse actualizada con las últimas tecnologías, me permitió observar de cerca ciertos modelos de negocio relativamente nuevos - entiéndase blogs, comunidades online, etc… - así como viejos negocios que se unen o evolucionan hacia el mercado en línea. En específico, me tocó trabajar en una empresa que compite en un mercado que aún no ha sido explotado, que no tiene una “fórmula” y que busca innovar utilizando nuevas tecnologías y nuevos métodos en todos los aspectos de la empresa. A través de esa empresa pude conocer personalmente a emprendedores que buscan a su vez entrar en mercados desiertos, creando nuevas ideas y creando nuevos paradigmas, todas siguiendo el de moda: “la Web 2.0″.

Por el otro lado, el mundo académico tiene su especial manera de mantenerse actualizado. Es este mundo el que se mantiene en constante investigación, en búsqueda de nuevas tecnologías, en creación de nuevos paradigmas, en hacer más eficiente lo que ya existe o en invalidar una percepción equivocada. En el mundo académico cada quien tiene su especialización, y va de mucho a poco: te puede gustar el tema de la seguridad en la informática, e irte especializando según te guste en temas más específicos como encriptación de datos, o incluso tomar un solo algoritmo de encriptación y especializarte en él… siempre y cuando, al final de tu investigación aportes algún conocimiento. A través de conferencias, libros, papers o artículos que distintos grupos de investigación especializados en un tema en específico alrededor del mundo publican y presentan como resultado de su trabajo, vas conociendo y teniendo un contacto directo con las nuevas tecnologías propuestas, logrando crearte un criterio sobre ellas e irte guiando con respecto al tema de investigación que te interesa.

Sin embargo cada una tiene sus contrapartes, y es importante mencionarlas pues al final de cuentas también las define. El mundo académico, en mi opinión, tiene varias desventajas que no se pueden pasar por alto. Primero, asume muchas cosas: un investigador que trata un tema que tiene relacionado otro que está fuera de su enfoque, simplemente asume que el otro funciona o que tiene cierto comportamiento esperado aunque se sepa que no es ése el caso. Por ejemplo (un caso ficticio, claro), se puede hablar de la eficiencia de algún protocolo de seguridad propuesto, que simplemente asume que las capas inferiores no sufrirán ningún ataque, y concluir que el protocolo resolverá todos los problemas que conciernen a la seguridad por tener una eficiencia del 99%.

Como segundo punto, y estrechamente relacionado con el primero, en resultados académicos generalmente no se toman en consideración aspectos económicos que pueden simplemente invalidar la propuesta. Debo aclarar que éste no es el caso típico y que en muchos grupos de investigación, la capacidad económica de realizar las propuestas es algo primordial, pero si que existen propuestas que sugieren realizar cambios de infraestructura o de proceso que simplemente no son factibles de realizar, o incluso pueden haber casos que sugieren tecnologías demasiado avanzadas que las herramientas actuales no pueden soportar. Estas propuestas no dejan de ser interesantes, y pueden crear un precedente para soluciones dentro de algunos años, pero por el momento no son funcionales ni prácticas, y hay quienes pueden pensar que se están desperdiciando recursos de investigación cuando podrían tener un enfoque más “real”.

Como tercer y último punto, algunas investigaciones pueden utilizar métodos estadísticos - como encuestas, entrevistas, etc… - para confirmar o validar su propuesta, pero que al igual que el primer punto, pueden asumir, esconder o incluso llegar a modificar la evaluación de ciertos aspectos para reafirmarse en su teoría. Todos estos aspectos llegan a poner un gran signo de interrogación sobre algunas propuestas - es importante y por lo tanto válido repetir, estos puntos se aplican sólo a algunas investigaciones, no quiero ni trato de decir que todas son así - ya que en el mundo “real”, estos aspectos tirarían a la basura algunos proyectos, invalidando las propuestas y obligando a tomar una opción distinta. Obviamente si llegas a una empresa ofreciendo un sistema de seguridad con eficiencia del 99% pero que implica cambiar toda la infraestructura de la empresa y que aún así no se hacen responsables por algún ataque en capas inferiores, no te lo van a aceptar.

Por otro lado, el mundo comercial también tiene sus contrapartes a mencionar que hasta cierto punto son lo opuesto a lo mencionado en el mundo académico. Para mí, uno de los aspectos más importantes es que obviamente las empresas generalmente van a buscar el método que sea más económico. El problema con esto, es que el más económico casi nunca será el más eficiente o el que mejores resultados obtenga, y aunque la opción ineficiente pero barata emule los resultados de la opción correcta, esto al final de cuentas puede traer resultados “inesperados” - lo pongo entre comillas, pues al final de cuentas sí que se deberían de esperar - y que se cumpla la frase de “lo barato sale caro”. Una empresa siempre buscará reducir gastos y aumentar las ganancias, y si para reducir gastos se toman medidas sobre proyectos, tecnologías e incluso empleados, esto tiene consecuencias directas sobre la eficiencia de la empresa en general. Como segundo aspecto, son muy pocos los casos de empresas que se atreven o se arriesgan a entrar en el mundo de una tecnología reciente, siguiendo la corriente o siguiendo una fórmula de otras empresas exitosas tratando de conseguir igual o mejores resultados, y de cierta manera - y probablemente sin intención alguna - ralentizando la adaptación y/o evolución de dicha tecnología en el mundo real. En este punto creo que también vale la pena aclarar que no todas las empresas actúan de la misma manera, y que sí existen empresas innovadoras que prefieren calidad o eficiencia funcional encima de eficiencia económica.

También cabe mencionar que los puntos mencionados en ambos mundos son aspectos negativos, pero que se mencionan con el simple objetivo de emitir una opinión y hacer una comparativa entre ambos, para tratar de cierta manera buscar un equilibrio entre ellos. Ésta no es una guerra, sino todo lo contrario, ambos mundos coexisten, se necesitan mutuamente y se retroalimentan: la investigación no podría existir si no tuviera al final un aporte práctico o una aplicación en el mundo real y económico; y el comercio y las empresas no tendrían el avance ni oportunidades en nuevos mercados sin la existencia de grupos de investigación que aportan y han aportado tecnologías usadas diariamente, aunque éstas no se vean.

Por mi parte me gustaría no olvidar lo aprendido y tratar de cierta manera de absorber lo mejor de ambos mundos, y tomando eso en cuenta tratar de trabajar en un proyecto que trate de encontrar, como ya lo he mencionado, un balance entre ambos, que al final de cuentas están relacionados, co-existen y son co-dependientes. Existen otras semejanzas interesantes y curiosas entre los dos mundos, como por ejemplo el paradigma de comunidad y de información creada, revisada y corregida por los mismos usuarios, y su análogo en lo académico, con correcciones hechas por otros investigadores, aportes inter-universitarios y retroalimentación entre grupos de investigación, pero ese es otro tema que quizás podría tocar más adelante en otro post, especialmente porque éste ya resultó demasiado largo.

Así que con esto me despido y cierro mi primer post publicado en sinctrl.com! saludos! :)

** Todas las imágenes aquí utilizadas son de una tira cómica que ahora me divierte pues tristemente la entiendo! La tira cómica es PhD Comics y bueno, es el crédito de ellos :) **