El día que marcó un antes … y un después (IV)

Mayo 29, 2008

Primera parte
Segunda parte
Tercera parte


No cabía duda alguna. El virus continuaba vivo en él y cada vez con mas fuerza. Unicelular, solitario, sin prisas. Navegando en sus entrañas, perdido en la inmensa y compleja red de la vida.

Rodeaba su corazón, acariciaba sus paredes y el cosquilleo se volvía latente. Se revolvía sobre su propio eje dibujando rutas indescifrables, se asomaba a través del globo ocular y luego, reposaba durante unos segundos.

El día que marco un antes …. y un después. (III)

Mayo 19, 2008

Primera parte.

Segunda parte.

No había parado de llover, pero así como en los días en los que me sentía inmensamente feliz (o profundamente triste) me dispuse a caminar a casa aunque me mojase, esperando que el olor a lluvia y ese tono gris de la ciudad me ayudara a pensar claramente. No es el fin del mundo, pensé, y como buen metódico que soy, empecé a recordar cómo había caído en esta situación para ver si encontraba escondida alguna solución, ahora ayudándome con la pequeña luz de esperanza que hace unos minutos acababa de pasar frente a mí.

El día que le conocí empezó todo, ese día supe desde el primer instante que era el tipo de personas que sin quererlo o sin saberlo marcan un ‘algo’ en la vida de los que le rodean, siempre tan carismático, siempre tan sonriente, de esos que sobresalen del grupo en el que se encuentran. Hablando con él mi timidez al entablar conversación con un completo desconocido desaparecía, así como esa preocupación de buscar algún tema “políticamente correcto” para no pasar verguenzas, pues él siempre sabía de qué hablar. Noté, sin embargo, un aspecto sombrío y melancólico en su mirada, como quien esconde una historia que no quiere recordar pero que siempre está allí presente, acosándole durante el día y apareciéndo en sus sueños por la noche. Nos intercambiamos nuestros datos de contacto y quedamos en juntarnos algún día para conversar más tranquilamente sobre un tema de trabajo en el que podríamos ayudarnos mutuamente, aunque según él, era una simple excusa para unas cañas o una buena comida.

El día que marco un antes …. y un después. (II)

Mayo 13, 2008

Primera parte.

Todo parecía tan extraño. Tan calculado. Tan coincidente. Hacía dos minutos sentía que todo estaba perdido, me resignaba y buscaba excusas para justificar mi situación y de pronto apareció, la posible respuesta a todo pasó por la estrecha y agrietada calle del café en donde me encontraba. Me quedé perplejo. Cuando desapareció volví a refugiar la mirada en el café ya frío que tenía en frente. Pensaba y no pensaba en nada, intentaba calmarme, ordenar las ideas.

No sé cuanto tiempo estuve así, reaccioné cuando el camarero me tocó el hombro, ¿está usted bien? me preguntó. Le sonreí, creo que lo estaré, le dije. Le pedí la cuenta y me levanté. De pronto tenía claro lo que tenía que hacer. Cuando me dirigía a la puerta no sabía si llovía o había parado ya. Maldito día para olvidar el paraguas.

El día que marco un antes …. y un después.

Mayo 8, 2008


El saber que ahí viajaba la respuesta a mis problemas, me bloqueaba el pensamiento y no sabía que hacer ….

Jugando en un Macbook

Mayo 6, 2008

En un antiguo post sobre mi afición a los videojuegos comentaba que siempre prefería ocuparme de uno o dos juegos que iba sustituyendo con el tiempo. Eso quiso cambiar hace poco. Digo quiso porque con el crecimiento de la industria de los videojuegos y la calidad que ahora traen decidí que era el momento de aumentar mis aptitudes de gamer e instalarme unos cuantos juegos mas, ¡quería matar zombies infectados con Resident Evil 4 o trasladarme a la edad media y ser un asesino a sueldo con Assassin’s Creed! hasta que sufrí las deficiencias de mi tarjeta gráfica y descubrí que un Macbook no está pensado para jugar.

Si, es mi culpa. Tenía que haberle puesto mas atención a las características del hardware de la Macbook. Tenía que haber leído los artículos que hablaban de los problemas para un gamer de tener una tarjeta gráfica integrada. Tenía que haber visto que la misma Apple describe el Macbook para gamers on the go. Es mi culpa. No podré matar zombies ni ser un asesino a sueldo en la edad media.

Una vez superada esa depresión inicial y buscando un poco de consuelo descubrí que existía todo un grupo de gente jodida por tarjetas gráficas integradas y con ganas de jugar. Fue así como encontré en Mac Forums un hilo de juegos que funcionan en MacBook y que han sido testeados por los usuarios. Allí nos cuentan cómo los han hecho funcionar y la calidad de los mismos ya sea en Windows o en Mac. También encontré una herramienta online muy útil llamada Can you run it? que nos dice si nuestro equipo puede o no con un videojuego.

Así que si tienes o vas a tener un Macbook ya sabes a que atenerte en este sentido. Es muy probable que no puedas jugar con lo último del mercado salvo raras excepciones como los juegos de Electronic Arts. De mi parte puedo confirmar que me funcionan perfectamente cuatro:

- EA Fifa 2008
- GTA 3: San Andreas
- The Godfather
- Call of Duty 2

Si has conseguido que te funcione alguno mas dinos cuál en los comentarios.