La lica: La vida de los otros

Julio 25, 2007 · Imprime esta entrada

La lica: La vida de los otros Dependiente: Son 29 con 80 euros. ¿Lo envuelvo para regalo?
Gerd Wiesler: No. Es para mi.

La vida de los otros es una película alemana dirigida por Florian Henckel von Donnersmarck, que a pesar de ser la ganadora este año del Oscar a la mejor película extranjera me resistía a ver, no sé por qué, creo que porque tengo a los alemanes muy estereotipados y cuando pienso en cine alemán me imagino algo muy serio y aburrido a pesar de que me encantó Good Bye Lenin!, pero al final se me acabaron las excusas y por fin me senté a ver la obra del Florian este… y es tremenda.

La película se sitúa en los últimos años de la República Democrática Alemana y en el caso de un agente de la Stasi, Gerd Wiesler, a quien le asignan espiar al escritor Georg Dreyman y a su novia, la popular actriz Christa-Maria Sieland. Lo que parecía una misión sencilla para Wiesler se convierte en una experiencia que le cambiará la vida y su forma de pensar de forma drástica, proceso del que somos testigos en una narrativa que te atrapa desde el primer minuto hasta el final ya que la película no pierde el ritmo y simplemente te cautiva.

Una de las cosas que mas me gustaron es que no cae en ser una mera crítica del sistema de la RDA, se concentra en las personas y no en las ideologías o la política, se concentra en la esencia de lo que es bueno y malo, pasar a la acción o mantenerse indiferente, ser vícitima o verdugo, abusar o defender y lo que nos impulsa a realizar una acción.

Comentarios

2 respuestas a “La lica: La vida de los otros”

  1. Dios el 27/07/2007 11:24 am

    A mi me gusto la peli bastante, ahora te faltaria ver el lado opuesto “good morning, good bye” que seguro te gusta tambien.

    Resulta que acaba de morir el actor protagonista, creo que de un cancer.

  2. hier el 12/02/2013 7:11 am

    Between me and my husband we’ve owned more MP3 players over the years than I can count, including Sansas, iRivers, iPods (classic & touch), the Ibiza Rhapsody, etc. But, the last few years I’ve settled down to one line of players. Why? Because I was happy to discover how well-designed and fun to use the underappreciated (and widely mocked) Zunes are.

¿Quieres dejarnos tu opinión?